Las comparaciones entre LeBron James y Michael Jordan han sido una constante en la vida profesional del alero de los Cavaliers; algo que le ha perseguido desde que dio el salto a la NBA y que, muchas veces, le ha dañado en lugar de motivarle.

Aunque al comienzo de su carrera sí aceptase medirse con Jordan, el jugador hace tiempo que dejó de coger el guante que le dejaba la prensa para hablar sobre este tema, algo que sin duda le ha liberado de verse envuelto en noticias que nada le favorecían.

Aprovechando el último número de Sports Illustrated, LeBron tuvo la oportunidad de nuevo de hablar sobre Jordan, pero prefirió dejar otra referencia sobre quién fue el jugador que más le impactó de los que ha tenido la oportunidad de ver.

“Allen Iverson representaba lo que los niños negros eran, y fue un referente para cada chaval del mundo que tenía problemas en su vida”, dijo LeBron. “Michael Jordan me inspiró, yo le veía, pero estaba fuera de este mundo. Iverson era realmente el dios”.